Códice del Tiempo


2300-1600 a C El horizonte preclásico o formativo en Mesoamérica inicia. El hombre se establece permanentemente en aldeas como Tlapacoya, Chilac, Tehuacan: la agricultura es la base principal de su economía, aunque práctica, en menor grado, la caza y la recolección. Aparece la cerámica: sencillas vasijas monocromas y figurillas generalmente femeninas que ofrendan en sus entierros. La religión se refleja en un predominante culto a los muertos y a la fertilidad.




1800-1200 a C Se inicia la llamada cultura Olmeca. hoy denominada Cultura de la Venta – en los actuales estados de Veracruz, Tabasco y Chiapas. Se conjetura que se trata de una cultura Madre de Mesoamérica, en cuyo ámbito se logra la domesticación del maíz y se inventa el calendario. Se desarrolla un culto y un sistema ritual dirigido por sus sacerdotes; La Venta es un centro religioso al que acude la población campesina que vive bajo un régimen teocrático. Se cuenta con una escritura y una aritmética numeral. En el arte, cuya función es mágico-religiosa, los dioses son materializados en imágenes comunes, lo figurativo define y expresa la influencia divina sobre la naturaleza, y el poder característico de cada divinidad: el jaguar es el animal del cielo nocturno y de los dioses lunares; la Luna, diosa de la fertilidad y madre del dios de la vegetación; hijo de esté, es el maíz. El baile es un acto ritual para rendir culto y divertir a los dioses. En otros actos religiosos se emplean navajas ceremoniales.




1600-200 a C Cuicuilco, Zacatenco, Copilco y Ticomán. Los habitantes del Valle de México viven en comunidades mayores. Conocen diversas técnicas escultóricas. En algunos sitios hacen tumbas con ofrendas y templos, que demuestran sus convicciones sobre una segunda vida. Bajo la lava basáltica de Xitle, se encuentran en el siglo XX, en Copilco, tumbas con ofrendas y en Cuicuilco, una construcción de planta circular, formada por varios cuerpos superpuestos, que debe haber servido como basamento de un templo. *En Zacatenco y en Ticomán, también en el Valle de México, se elaboran metales y figuras de barro, siempre femeninas, de cuerpos desnudos, pintados de rojo y adornados con cadenas, pendientes, brazaletes, orejeras y anillos para el tabique de la nariz, con cabellos peinados en forma de turbante. El matriarcado es, aparentemente, la base de su estructura social. Dios viejo del Fuego. **




1200 – 200 a C La cultura de la Venta inicia su florecimiento en la región sur de los estados de Veracruz y Tabasco, en los sitios de San Lorenzo Tenochtitlán, La Venta, Tres Zapotes y Cerro de las Mesas. Es una notable cultura por sus escultores que trabajan tanto la piedra como el basalto y el jade. Sus esculturas van desde pequeñas figurillas hasta cabezas colosales; * en ellas plasman sus conceptos religiosos y estéticos.




1100 – 300 a C La cultura de la zona hoy conocida como Tlatilco, en el Valle de México, sobresale su cerámica, que posee ya un significado que trasciende los simples objetos utilitarios. La expresión artística pretende fijar de estos objetos, las actividades básicas de la población. En ellas encontramos la representación del vestido y del adorno que se usa en la época, como la faldilla para la mujer y el taparrabo para el hombre; ambos sexos llevan pintura facial y corporal, así como collar, orejeras, sandalias y pulseras. Los sacerdotes hechiceros se diferencias por sus atavíos solemnes exageradamente adornados. Destaca un concepto de dualidad reflejado en máscaras de barro en las que su rostro se biparte para ser mitad calavera y mitad rostro vivo; vida y muerte unificadas. Vasija de Tlatilco, representando un acróbata.




Ver mas...